Menu

Adelgazar Tomando Agua

Cuando se trata de alimentación sana no hay mejor arma que el agua. Si la conviertes en tu bebida número uno lograrás ver los resultados positivos mucho más rápido, y podrás adelgazar tomando agua. Normalmente, una persona debe tomar entre 6 a 8 vasos de agua al día. Sin embargo cuando se trata de personas que quieren bajar de peso deberían tomar hasta 10 vasos de agua diarios.

Como adelgazar tomando agua

Como adelgazar tomando agua

Esto parece una tarea difícil cuando no estás acostumbrado a tomar tanta agua, pero si te esmeras te habituarás a hacerlo. A continuación te recomiendo algunas medidas que puedes aplicar en tu vida para incrementar el consumo de este preciado líquido con el fin de adelgazar. Trucos para Adelgazar tomando agua:

  • Mantén un vaso de agua en el lugar donde más tiempo pases. Si eres ama de casa ese lugar podría ser la cocina. Si eres estudiante podría ser en tu estudio o habitación. Si eres profesional entonces podría ser en tu oficina.
  • Toma un vaso de agua antes de cada comida. Esto te ayudará a sentirte más lleno y a mantener tu cuerpo con suficiente líquido.
  • Lleva siempre una botella de agua en tu bolso. Si llevas agua contigo será más fácil acostumbrarte a tomarla.
  • En restaurantes, evita las gaseosas y toma agua en su lugar. Es mucho mejor para tu salud y, por lo general, es gratis.
  • Toma un vaso con agua tan pronto como te levantes en la mañana. Te ayudará a hidratarte, a sentirte con más energía y a estimular tu metabolismo para que empiece a trabajar, incluso antes de consumir alimentos.
  • Agrégale limón a tu agua. La mayoría de las personas evitan tomarla tanto porque su sabor insípido no les atrae. Si le agregas unas gotas de limón o de jugo de lima su sabor te gustará mucho más, y seguirás disfrutando de sus grandes beneficios.
  • Toma agua fría. Aunque algunas personas prefieren el agua a temperatura ambiente, a la mayoría de las personas les parece mejor el sabor del agua fría.

¿Por qué es tan importante el agua? Tu cuerpo está constituido en  más del 70% de agua. Cada célula en tu organismo requiere de agua para poder llevar a cabo sus procesos. Necesitas agua para disolver las vitaminas y los minerales.

El agua te ayuda a regular tu presión sanguínea, tu temperatura corporal y a que tus funciones vitales trabajen como debe ser. Cuando no le das suficiente agua a tu organismo, este se acostumbra y demora más en eliminarla. Cuando le das mucha agua, el organismo la eliminará evitando que se acumule.

Además tu cuerpo se deshace de grasa a través del sudor y de la orina. Si no le estás dando el agua necesaria, no estás facilitando la expulsión de la grasa. Pero, cuando bebes mucha agua, podrás bajar de peso más rápido y te sentirás mucho mejor de salud.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *